Saltar al contenido
La Soga Pesca

5 Trucos para Pescar Percas

El final del invierno y el principio de la primavera es la mejor temporada si quieres ir a la caza de un verdadero ejemplar de perca en condiciones óptimas. Los peces están bien alimentados después de haber comido durante el invierno, y están en su máximo peso cuando se acerca la época de desove.
He aquí mis cinco consejos principales para los que quieran intentarlo con la perca de invierno:

  1. Encuentra los peces: paso más tiempo buscando peces que pescando. Las percas son criaturas de costumbres y suelen encontrarse en los mismos lugares año tras año, si las condiciones son las adecuadas. Mi sonda es esencial en mi pesca, sobre todo la función de escaneo lateral me permite ver muchos peces en el barco. En las aguas frías del invierno suelo encontrar los peces en las zonas más profundas de los lagos, la mayoría de las veces alrededor de mesetas submarinas y otros elementos.
  2. Si encuentras el cebo, encuentras el pez. En el agua fría y clara, los peces de cebo no tienen muchos lugares donde esconderse, por lo que suelen reunirse en grandes bancos. Si encuentras un gran grupo de peces de cebo, puedes estar seguro de que hay depredadores al acecho.
  3. Encuentra a los grandes. Las percas son depredadores en manada y siempre nadan juntas en cardúmenes, y muy a menudo los cardúmenes están formados por percas del mismo tamaño/género. A menudo me alejo de una buena pesca si la perca que pesco no tiene el tamaño que busco. Con un poco de práctica puedes saber con bastante certeza el tamaño de los peces que detectas en la sonda. Una regla general es que cuanto más grandes son las percas, más pequeño es el banco. Cuando hablamos de verdaderos ejemplares de perca, suelen encontrarse en grupos de 3 a 10 peces. Cuando hayas enganchado el primer pez de uno de estos grupos, puedes tener la suerte de experimentar un verdadero frenesí de manada con todo el cardumen siguiendo al pez enganchado hasta el barco – en estas situaciones tienes que ser rápido y pescar con eficacia, a veces puedes conseguir más de un pez trofeo en cuestión de minutos.
  4. Pesca según las condiciones. Las percas pueden ser increíblemente difíciles, y se ven fácilmente afectadas por las condiciones meteorológicas, especialmente por la presión barométrica, que tiene un efecto directo sobre el lugar de la columna de agua en el que encontrarás a los peces, y también afectará a los patrones de alimentación. Independientemente de las condiciones, siempre puedes conseguir que una perca ataque, sólo tienes que averiguar cuál es la medicina adecuada para ese día. La variación es la clave, sigue cambiando de táctica, cebos, colores, pesos y profundidad de pesca hasta que descifres el código.
  5. El «dropshot» es una de mis tácticas favoritas para tentar a las percas grandes, sobre todo si son difíciles de pescar. Con este aparejo puedes conseguir que tu cebo se mueva de forma errática con mínimos movimientos, puedes mantener tu cebo saltando en el mismo sitio, puedes pescar en lugares con maleza y entre los enganches.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)